ADEREZOS PARA CARNES

Las carnes suelen ser los primeros alimentos que los enfermos de cáncer dejan de consumir por sus sabores y olores fuertes. Adicional a ello, muchas veces se presentan efectos secundarios a los tratamientos como boca seca, dificultad para pasar alimentos y otros, por los cuales las carnes y alimentos secos pueden ser eliminados de la dieta. Las carnes (res, cerdo, pollo, pescado y otras) son importantes para el buen funcionamiento del cuerpo ya que aportan proteínas y vitaminas que no se encuentran en otros alimentos.

Lo positivo de estas salsas es que no se tiene que preparar un poco cada día: pueden conservarse en el congelador por algunas semanas sin que su sabor cambie.

Para esto, se debe lavar y desinfectar un recipiente pequeño de vidrio con tapa. Luego, se guarda la porción de salsa que se almacenará y se lleva al congelador. Se debe tener cuidado en guardarlas en pequeñas cantidades ya que si se descongelan varias veces, se corre el riesgo de contaminar la salsa y que sus sabores cambien.

A continuación se muestran algunas recetas de aderezos para carnes.

SALSA DE CHAMPIÑONES

Ingredientes:

  • 250 gramos de champiñones frescos
  • Una cebolla cabezona grande
  • Tres cucharaditas de mantequilla
  • Dos cucharadas de harina
  • Un tomate frito
  • Un diente de ajo
  • Un vaso de leche entera
  • 5 cucharadas de crema de leche
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación: La salsa de champiñones es una excelente opción para acompañar todo tipo de carnes. Primero, se cortan los champiñones en rebanadas y se saltean con cebolla, mantequilla, tomate y ajo. Mientras tanto, se disuelve la harina en la leche y se adiciona a la mezcla de los champiñones. Por último se añade la crema de leche y la pimienta y se deja hervir hasta que quede con una consistencia espesa. Servir sobre las carnes.

Esta salsa es especial para pacientes con boca seca. Evitar: adicionar pimienta si el paciente tiene alguna lesión en la boca o garganta. 

TIP: Disolver la harina en la leche fría luego de haberla pasado por un colador. Así se harán menos grumos

SALSA BARBACOA O BBQ

Ingredientes:

  • Una cebolla cabezona grande
  • Dos dientes de ajo
  • Cuatro cucharadas de salsa de tomate
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • Dos cucharadas de salsa inglesa
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Tres cucharadas de miel
  • Una cucharadita de sal
  • Una cucharadita de pimienta negra molida
  • Una cucharada de pimentón dulce

Preparación: Esta es una de las salsas más famosas y se usa para acompañar todo tipo de carnes, en particular costillas y alitas de pollo.

Para iniciar, se pela la cebolla cabezona y se corta en cuadros pequeños. Se pelan dos dientes de ajo y se cortan pequeños o se maceran. Luego, se ponen a sofreír estos dos ingredientes en aceite de oliva añadiendo lentamente el azúcar moreno y mezclando constantemente. En un recipiente aparte, se mezclan la salsa de tomate, miel, pimentón y salsa inglesa. Esta mezcla se baja del fuego y se adiciona sal y pimienta. Luego se adiciona la mezcla de la salsa de tomate y se licúa.

Esta salsa se puede servir sobre las carnes o en un recipiente aparte.

Esta salsa es especial para mejorar el sabor de las carnes. Evite adicionar pimienta si el paciente tiene heridas en la boca o garganta.

CHUTNEY DE MANZANA Y GENGIBRE

Ingredientes:

  • 2 manzanas
  • 1 cebolla pequeña
  • ½ naranja (zumo y ralladura)
  • 4 cucharadas de vinagre blanco o de manzana
  • 1 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo

Preparación: Se inicia salteando las cebollas picadas en aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, se añade el jengibre y la canela y se mezcla bien dejando cocinar durante uno o dos minutos. Luego, se añade el azúcar moreno y se deja cocinar hasta que se derrita. Luego, se agrega el vinagre, el jugo de naranja y la ralladura, y se deja hervir. Por último, se añaden las manzanas peladas y cortadas en trozos. Se deja cocinar todo junto durante 10-15 minutos, o hasta que las manzanas estén tiernas. Se deja cocinar la salsa hasta que espese.

Esta salsa es ideal para acompañar pollo y carne de cerdo. Evitar en los pacientes que tengan lesiones en la boca o en la garganta por el contenido de vinagre. 

CHUTNEY DE DURAZNO Y MANZANA

Ingredientes:

  • 1/2 taza vinagre de vino blanco
  • 1/2 taza azúcar
  • 500 gr duraznos, sin semillas, cortados en cubos
  • 1 taza manzana verde, pelada y cortadas en cubos
  • 1 taza tomate pelado, sin semillas y cortados en cubos
  • 1/2 cebolla finamente picada
  • 2 dientes ajo finamente picados
  • 1/4 cucharadita jengibre rallado
  • Almendras en láminas
  • 1/2 cucharadita sal

Preparación: En una olla, poner a hervir el vinagre y el azúcar hasta que hierva. Una vez que se disuelva el azúcar, se agregan los duraznos, la manzana, el tomate, la cebolla y el ajo. Continuar la cocción por dos minutos. Luego agregar los demás ingredientes y cocinar a fuego lento hasta obtener la consistencia deseada.

Esta salsa es ideal para acompañar pollo y carne de cerdo. Evitar en los pacientes que tengan lesiones en la boca o en la garganta por el contenido de vinagre.

SALSA ALFREDO

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 2 tazas de crema de leche.
  • 1/4 cucharadita de pimienta molida.
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado.
  • 3/4 taza de queso mozzarella.

Preparación: Se mezcla la mantequilla en un sartén con el aceite de oliva, el ajo y la crema de leche. Cuando esta mezcla tenga una consistencia espesa (luego de 5 minutos de hervir), se añade la pimienta y los quesos.

SALSA MIEL MOSTAZA

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 2 cucharadas de miel de abejas
  • 2 cucharaditas de granos de mostaza o 1 cucharada de mostaza
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación: En un recipiente mezclar todos los ingredientes excepto el aceite. Esta mezcla se revuelve por unos minutos y luego se agrega el aceite de oliva y con la ayuda de una batidora se mezcla sin parar hasta que la salsa tenga una consistencia cremosa.

Esta salsa es ideal para acompañar pollo o carne de cerdo. 

SALSA BECHAMEL

Ingredientes:

  • Dos vasos de leche entera.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 1 cucharada grande de harina (unos 25-30 gramos)
  • 1 cucharada pequeña de sal fina.
  • 1/3 de una cucharada pequeña de pimienta molida.
  • 1/3 de una cucharada pequeña nuez moscada.

Preparación: Disolver la harina de trigo en la leche entera y calentar esta mezcla junto con la mantequilla, la sal, la nuez moscada y la pimienta. Mezclar sin parar y cuando espese se puede servir.

Esta salsa puede acompañar tanto carnes como verduras.

AUMENTAR LA FIBRA EN LA DIETA

En general, se recomienda el consumo de 20 a 40 gramos de fibra en la dieta de una persona adulta. Es importante que hable con su médico y su profesional en nutrición para que le indiquen qué cantidad de fibra necesita con base en su nivel de actividad física y las calorías que consume. El ejercicio frecuente ayuda a su digestión. Hacer ejercicios entre 20 y 30 minutos diarios puede ayudar a combatir el estreñimiento. Consulte con su médico respecto a qué tipo de ejercicio puede realizar.

La inclusión de fibra en la dieta debe ser de forma gradual y siempre acompañada de agua para que el cuerpo se acostumbre, ya que si no se realiza de esta forma, puede tener el efecto contrario y endurecer más las heces. Intente evitar alimentos que tengan una cantidad mínima o inexistente de fibra, como pizza, helado, papas fritas y alimentos procesados.

Estos son algunos de los alimentos fuentes de fibra que puede incluir en su dieta:

  • Leguminosas: como fríjoles, lentejas, arvejas, garbanzos.
  • Cereales y sus derivados integrales: panes integrales, arroz integral, harina de maíz integral, palomitas de maíz, granola.
  • Frutas: pera, manzana, fresa, guayaba, uvas, mango, piña, naranja, mandarina, kiwi.
  • Verduras: Auyama, arvejas verdes, brócoli, espinacas, repollo, zanahoria, pepino.
  • Frutos secos: maní, uvas pasas, ciruelas pasas, arándanos, nueces, maíz tostado, semillas como calabaza o girasol.

Presentamos algunas recetas que pueden ayudar a aumentar la fibra en la dieta.

PAN INTEGRAL 5 GRANOS

Ingredientes:

  • 350 g harina de trigo
  • 350 g harina integral
  • 50 g levadura fresca
  • 125 cc leche
  • 220 cc agua
  • 15 g sal
  • 1 huevo
  • 45 g mantequilla
  • 100 g ajonjolí, girasol, lino, chía, nueces o almendras picadas
  • Uvas pasas al gusto

Preparación: Poner en una taza las 2 clases de harina, mezclarlas bien y hacer un hueco en el medio; colocar allí la levadura previamente disuelta en la leche y el agua tibia e ir integrando lentamente. Cuando la masa este húmeda, agregar la sal y terminar de unir pero sin amasar.  

Agregar el huevo, la mantequilla, las uvas pasas y la mitad de las semillas, y amasar hasta obtener una masa lisa. Tapar la mezcla y dejarlo descansar 5 minutos. Pasado este tiempo, estirar un poco con las manos y enrollar. Colocar dentro de un recipiente y dejar leudar tapado, en un lugar cálido (puede ser al costado del horno encendido) hasta que duplique su tamaño. Pintar con manteca derretida y espolvorear con el resto de las semillas. Hornearlo a 200°c durante 40 minutos aproximadamente.

Esta es una receta especial para aumentar el contenido de fibra en la dieta. Tener cuidado si el paciente tiene llagas en la boca o sufre de boca seca.

GALLETAS DE AVENA Y CHIPS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

  •  200 gramos avena
  •  50 gramos harina
  •  1 cucharada mantequilla
  • 1 cucharadita polvos de hornear
  • 2 plátanos (no muy grandes)
  • 2 cucharaditas endulzante
  • 100 gramos cacao
  • 2 huevos
  • 150 ml yogurt natural
  • chips de chocolate (opcional)

Preparación:

Precalentar el horno a 180°. Mientras el horno se calienta, mezclar todos los ingredientes secos.  Moler los plátanos y agregar los huevos, la mantequilla derretida (no caliente), el yogurt, etc. Unir todo con movimientos envolventes, una vez integrados poner en la lata del horno, formando bolitas y después aplastar, no tan plano. Si prefiere, se puede poner encima los chips de chocolate y cocinar en el horno precalentado a 160°C.

Esta es una receta especial para aumentar el contenido de fibra en la dieta.

YOGUR CON AVENA Y FRUTAS

Ingredientes:

  • ¾ de taza de yogur
  • 1 puñado de frutos secos
  • 2 cucharadas de avena
  • ½ taza de fruta picada: fresas, moras, banano

Preparación: Lavar y desinfectar las frutas y picarlas en trozos pequeños.  Luego, Servir en un vaso largo o en un plato y comer enseguida.

Esta es una receta especial para aumentar el contenido de fibra en la dieta. Tener cuidado si el paciente tiene llagas en la boca o sufre de boca seca

GUISADO DE LENTEJAS

Ingredientes:

  • 1 taza de Lentejas crudas
  • 4 tomates
  • 3 tallos de Cebolla larga
  •  1 Unidad de Zanahoria
  •  1 Unidad de Pimiento o pimentón rojo
  •  1 Unidad de Pimiento o pimentón verde
  • 2 tallos de cebolla puerro
  • 2 Hojas de Laurel
  • 2 Ramas de Tomillo
  • 3 tazas de caldo de Pollo
  • 3 papas medianas
  • 1 Pizca de Sal

Preparación:

Se inicia salteando las cebollas en aceite. Luego, se adiciona el pimentón, el tomate, sal, pimienta, ajo y se deja sofreír unos minutos más. Luego se adiciona el caldo de pollo y las lentejas previamente remojadas. Por último, se cocina el tomillo, laurel y se deja cocinar hasta que las lentejas estén blandas. Aparte, se pelan las papas y se cortan en cuadros pequeños. Cuando el caldo esté hirviendo, se adicionan a la preparación.

Para eliminar las sustancias que contienen las leguminosas y que producen gases, se deben dejar remojando desde la noche anterior. Para ello, sumerja las leguminosas en agua fría con suficiente agua para que estas aumenten de volumen. Si se le olvidó remojarlas en agua fría la noche anterior, puede ponerlas entre 6 a 8 horas en agua tibia cambiando constantemente el agua de remojo.

AGUA SABORIZADA NATURAL

En algunos casos, los pacientes con cáncer encuentran que los sabores de los alimentos han cambiado. En particular, pueden aborrecer el sabor del agua y por ello disminuir su consumo. Para esto, puede adicionarse frutas, hierbas y vegetales al agua a consumir para enmascarar los sabores desagradables. A estas preparaciones, se les denominan aguas saborizadas naturales.

Si desea endulzarlas, puede preparar un almíbar previamente. Este se realiza hirviendo un cuarto de taza de azúcar con dos tazas de agua, se deja enfriar y se conserva en un recipiente de vidrio para agregarlo en las jarras con aguas saborizadas al gusto. Recuerde que siempre debe lavar y desinfectar los ingredientes de las bebidas antes de la preparación.

A continuación, se presentan algunas recetas para darle sabor al agua y que el consumo de líquidos durante el día sea mucho más placentero.

Agua saborizada de frutos rojos, cidrón y limón

Ingredientes:

* Media taza de mora
* Media taza de fresas
* Cerezas en almíbar al gusto
* Jugo de medio Limón
* Hojas de cidrón
* Litro y medio de agua

Preparación:

Cortar la fruta en trozos delgados, luego cocinar la fruta con un poco de azúcar. Adicionar al agua y por último agregar el limón y el cidrón. Dejar enfriar y servir con hielo.

Agua saborizada de cítricos

Ingredientes:

* Un litro de agua
* Dos cucharadas de jengibre rallado
* Zumo de una naranja
* Un limón

Preparación:

Calentar el agua y apenas hierva añadir el jengibre. Llevar al refrigerador y cuando enfríe agregar las frutas y si desea un sabor más cítrico añada cáscaras de limón o naranja ralladas. Llevar un rato más al refrigerador y servir con hielo.

Agua saborizada de menta, manzana y cítricos

Ingredientes:

* Media manzana verde
* Una naranja
* 2 ramitas de menta fresca
* Litro y medio de agua

Preparación:

Cortar la manzana y la naranja en rebanadas y añadirla al agua. Si desea puede añadir un poco de zumo de naranja. Enfriar y servir con hielo.

Agua saborizada de maracuyá y menta

Ingredientes:

* 1 maracuyá grande
* Hojas de menta
* Un litro de agua

Preparación:

Cocinar el maracuyá con un poco de agua y azúcar (al gusto). Adicionar las hojas de menta y la fruta cocida al agua y dejar enfriar. Servir con hielo.

Agua saborizada de sandía, fresa y limón

Ingredientes:

* 1 trozo de sandía
* 6 fresas medianas
* Zumo de un limón
* Un litro de agua

Preparación:

Cortar la sandía y las fresas en trozos medianos y adicionar al agua caliente. Cuando se enfríe, adicionar el zumo de limón. Servir con hielo.

DIETA LÍQUIDA

Líquidos Claros:

Si le indican dieta líquida clara, quiere decir que

  • Sopas: Caldos claros sin grasa, consomés
  • Bebidas: Jugo claro de frutas, aguas saborizadas naturales, agua, aromática, té.
  • Meriendas: Helados de agua, gelatina.

Líquidos Completos:

Si le indican dieta líquida completa, quiere decir que puede incluir lácteos y derivados en su dieta.

  • Sopas: sopas licuadas, caldos, cremas de verduras.
  • Bebidas: Bebidas de frutas, leche, malteadas, batidos, té, agua.

Meriendas: natilla, yogur, compotas, gelatina, miel, helado, sorbetes.

BEBIDAS ALTAS EN CALORÍAS Y PROTEINAS

Yogur con almendras

Ingredientes:

1 vaso de yogur descremado.
10 g de almendras trituradas en polvo
1 cucharada de leche en polvo

Yogur con frutas

Ingredientes:

  • 1 vaso de yogur descremado
  • 1 manzana o pera cocida
  • 2 galletas tipo “sultana”
  • 20g de almendras trituradas en polvo
  • 1 cucharada de leche en polvo

Para preparar estos deliciosos batidos solamente se deben licuar los ingredientes y servir enseguida.

Leche tropical

Ingredientes:

  • Medio vaso de zumo de naranja
  • 5 cucharadas de leche condensada
  • 4 fresas grandes
  • 1 rodaja de piña
  • 1 vasito de yogur griego
  • Zumo de 1 limón

Leche de chocolate y banano

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche
  • 1 banano
  • 3 cucharadas de avena en hojuelas
  • 2 cucharadas de helado de chocolate Canela en polvo (si se quiere)

DIETA BLANDA

COMPOTA CASERA DE MANZANA

Ingredientes:

  • 1 manzana roja
  • 1 litro de agua

Preparación:

Cortar la manzana roja en 4 pedazos y retirar el corazón, las semillas y el tallo de la fruta. En una olla colocar un litro de agua a hervir. Cuando el agua este hirviendo, colocar los trozos de manzana y dejarlos hervir hasta que estén blandos. Aplastar los trozos de manzana y dejar enfriar.

PURÉ DE PAPA

Ingredientes:

  • papas grandes
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Cilantro al gusto
  • Sal al gusto

Preparación:

Primero, se deben lavar y pelar las papas, cortar en cuatro partes y cocinarlas en un recipiente con agua y sal. Cuando las papas estén blandas, se deben sacar del agua y triturarlas, añadiendo la mantequilla y la leche en el proceso. Por último, se incorpora el cilantro. Así mismo, se pueden hacer purés de otras variedades de papa, como la papa criolla o de otro tipo de alimentos, como puré de auyama o de yuca.

Si se requiere añadir calorías a la dieta se puede reemplazar la leche por crema de leche. Si se requiere añadir proteínas a la dieta, se puede añadir queso crema o queso rallado.

CREMA DE ESPINACAS Y POLLO

Ingredientes:

  • 1 kg de espinacas frescas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 vaso de leche
  • 6 cucharada de nata líquida
  • 1 pizca de pimienta

Preparación: Para iniciar, se debe cocinar en agua con sal la pechuga de pollo hasta que esté bien cocido. Luego, se deben lavar muy bien las espinacas y quitarles el tallo. Luego, se pela el ajo y se tritura, para luego dorarlo en un sartén con mantequilla y un poco de aceite de oliva. A esta mezcla, se adiciona la espinaca y el caldo de la cocción del pollo y se cocina durante tres minutos para posteriormente añadir la leche, la crema de leche. Se deja cocinar 5 minutos más. Esta mezcla debe licuarse, colarse y en este momento se adiciona pimienta al gusto. Servir caliente.

NATILLA CASERA

Ingredientes:

  • 4 tazas leche líquida
  • 3/4 taza azúcar
  • 3 cucharadas maicena
  • 8 yemas de huevo
  • La corteza de un limón

Preparación: Primero, licuar la leche, las yemas y maicena. Luego, se pone a cocinar a fuego lento esta mezcla con la cáscara de limón y revolviendo constantemente. Cuando espese, se remueve la cáscara de limón y se coloca en recipientes individuales. Refrigerar y servir cuando haya cuajado.

¿CÓMO AÑADIR CALORÍAS A LOS ALIMENTOS?

En algunos casos, se indica a los pacientes que deben aumentarse la cantidad de calorías o algún nutriente en especial dentro de la dienta con el fin de mantener o aumentar el peso, o también si el paciente come en pequeñas cantidades, que estos alimentos que consume le brinden un mejor aporte nutricional. Estas son algunas formas de añadir más calorías a las preparaciones:

Usa aceite de olivas: Al ser un aceite, cuenta con un elevado número de calorías y ayuda a reducir el colesterol malo de la sangre. Puede añadirse a las sopas, ensaladas y pastas. Dará más calorías y un sabor delicioso a las comidas.

Usa lácteos para cocinar: Al añadir leche, queso o mantequilla a las comidas estas aumentando el número de calorías pero también la cantidad de calcio y proteínas que contienen las preparaciones. Por ejemplo, puedes:

  • Se puede espolvorear o rellenar las comidas con queso, por ejemplo las carnes o las papas.
  • Hacer los jugos en leche o yogur entero.
  • Aderezar alimentos como las papas con crema de leche y cilantro.
  • Untar galletas, panes, rebanadas de fruta y tostadas con queso crema.

Usar untaduras dulces: Estas añaden carbohidratos y calorías a los alimentos y preparaciones, además de hacer que los alimentos mejoren su sabor. Por ejemplo, puedes:

  • Untar miel, mermelada, cremas de chocolate o avellanas a panes, galletas, tostadas.
  • Mezclar leche con miel, mermelada, cremas de chocolate o avellanas y frutas para obtener leches de sabores.
  • Añadir a postres con frutas.

Granola y frutos secos: Estos alimentos contienen fibra y grasas buenas, que pueden ayudar a aumentar las calorías a las preparaciones. Por ejemplo, puedes:

  • Rociar granola o frutos secos sobre vegetales, yogur, helado, natilla y frutas.
  • Utilizar frutos secos en las masas para panes y galletas.
  • Adicionar semillas como ajonjolí o semillas de girasol en cereales como arroz y pasta.

SUPLEMENTOS

Los suplementos dietéticos son productos destinados a complementar la dieta aportando una cantidad elevada de cierto nutriente para cubrir las necesidades de una persona que no puede consumirlos o aprovecharlos en cantidad suficiente y contienen uno o más de los siguientes ingredientes: una vitamina, un mineral, un componente vegetal, un aminoácido, un concentrado, un metabolito, un constituyente, un extracto o combinaciones de estos ingredientes. Los suplementos dietéticos están diseñados para su consumo en forma de comprimidos, cápsulas, pastillas o líquido, y no están formulados para su uso como un alimento convencional ni como elemento único constituyente de una comida o de la dieta. Deben estar etiquetados como suplemento dietético y en la etiqueta debe detallarse toda la información sobre su contenido.

Cuando los suplementos contienen componentes vegetales, es decir, plantas (incluidos tallos, hojas, flores, rizomas o raíces) que se utilizan para fines médicos, se pueden consumir de varias formas como, por ejemplo, té, infusiones y decocciones (bebida concentrada que se prepara mediante cocción de la raíz de la planta), extractos (tinturas, disolución con alcohol y disolución con glicerol) y pastillas (cápsulas, comprimidos, masticables o geles). También pueden estar hechos de partes de animales, algas, mariscos, levaduras, hongos y muchas otras sustancias o extractos alimenticios.

Muchas personas piensan que cualquier alimento o suplemento en su estado natural, sin procesar, es mejor o más seguro que algo que está refinado o fabricado. Esto no es necesariamente así. Por esta razón, para consumir un suplemento nutricional es importante que el paciente consulte con su equipo médico para prevenir que este pueda interferir con el tratamiento.

¿QUÉ RIESGOS SE PUEDEN PRESENTAR AL CONSUMIR SUPLEMENTOS DIETÉTICOS?

A diferencia de los medicamentos, los suplementos dietéticos generalmente son auto-recetados sin conceptos médicos que cuenten con información suficiente como nutricionistas, médicos, enfermeras o farmacéuticos. El problema, radica en la desinformación, ya que mucha de ella se encuentra errada. Esto no quiere decir que los suplementos no cumplan una función benéfica, sino que debe darse un buen uso de estos.

Por ejemplo, si se toman en grandes dosis, algunas vitaminas o minerales han demostrado ser peligrosas e incluso tóxicas. Tal es el caso de la vitamina C, la cual en grandes cantidades puede interferir con la capacidad del cuerpo para absorber cobre, un metal que es necesario para el cuerpo. Demasiado fósforo puede inhibir la absorción del cuerpo de calcio. El cuerpo no puede deshacerse de grandes dosis de vitaminas A, D, E y K y estos pueden alcanzar niveles perjudiciales para la salud y causar efectos secundarios.

Utilizados correctamente, ciertos suplementos dietéticos pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de una persona, reducir el riesgo de algunas enfermedades o reducir el malestar causado por ciertos medicamentos o condiciones.

Debe tenerse en cuenta que tomar suplementos dietéticos puede ser riesgoso, especialmente para las personas que están recibiendo tratamiento contra el cáncer: por ejemplo, durante la radioterapia, algunos suplementos pueden causar irritaciones en la piel o durante la quimioterapia, es probable que los antioxidantes puedan interferir con los tratamientos para matar células cancerosas Los expertos en cáncer recomiendan que los pacientes eviten los suplementos alimenticios por completo hasta que su tratamiento contra el cáncer haya terminado. Pero si decide tomar suplementos de todos modos, asegúrese de informarle a su equipo médico exactamente lo que está tomando.

TENGA CUIDADO CON LA PUBLICIDAD DE LOS SUPLEMENTOS

En general desconfíe de los productos que hacen grandes campañas publicitarias basadas en testimonios de pocas personas o referencias no específicas a “pruebas científicas”, ya que los fabricantes y vendedores de suplementos tienen un interés financiero en la promoción de sus productos y pueden maximizar los efectos poco probados de los suplementos sin mostrar los riesgos de su consumo.

Debe tener en cuenta que los suplementos dietéticos no tienen como objetivo tratar, diagnosticar, curar las enfermedades, ni prevenir completamente las enfermedades. Si un suplemento afirma hacer lo mismo que un medicamento formulado, tiene razón en dudar. Pregunte a su médico.

LO MÁS IMPORTANTE: HABLE CON SU MÉDICO Y SU NUTRICIONISTA SOBRE LOS SUPLEMENTOS

En cualquier caso, independientemente del tratamiento que el paciente reciba, siempre es más seguro hablar el equipo médico sobre el tipo y la cantidad de cada suplemento que desea probar. Haga esto antes de gastar dinero o empezar a tomar algo nuevo, ya que por su salud podría sugerirse suspender el uso del suplemento y usted podría perder su dinero.

Lo más conveniente es que el paciente investigue acerca del suplemento, reúna toda la información y con esto, consulte a su médico con la información que tiene, y le pida un concepto relacionado con el tratamiento de su enfermedad sobre el uso del suplemento.

El contenido de esta sección fue escrito por: Rocío Agudelo Ibáñez -co- investigadora -IECAS-
Revisión y aprobación por:
Irina Alexandra Chaparro – Instituto Nacional de Cancerología INC