CONSEJOS PRÁCTICOS

Las infecciones durante el tratamiento del cáncer suelen ser más frecuentes debido a la acción de algunos medicamentos. Por esta razón, la preparación y conservación higiénica de los alimentos juega un papel crucial en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).  Esto puede incluir infecciones que se transmiten por la comida y las bebidas. A continuación encontrará algunos consejos clave*:

Clave 1: Mantenga la limpieza

  • Lávese las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación.
  • Lávese las manos después de ir al baño.
  • Lave y desinfecte todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Proteja los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y de otros animales (guarde los alimentos en recipientes cerrados).

Clave 2: Separe alimentos crudos y cocinados

  • Separe siempre los alimentos crudos de los cocinados y de los listos para comer.
  • Use equipos y utensilios diferentes, como cuchillos o tablas de cortar, para manipular carne, pollo y pescado y otros alimentos crudos.
  • Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos.

Clave 3: Cocine completamente

  • Cocine completamente los alimentos, especialmente carne, pollo, huevos y pescado.
  • Hierva los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que ellos alcanzaron 70°C. Para carnes rojas y pollos cuide que los jugos sean claros y no rosados.
  • Recaliente completamente la comida cocinada.

Clave 4: Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

  • No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas.
  • Refrigere lo más pronto posible los alimentos cocinados y los que se pueden dañar.
  • Mantenga la comida caliente (arriba de 60°C).
  • No guarde comida mucho tiempo, aunque sea en la heladera o nevera.
  • No descongele los alimentos a temperatura ambiente. Ponga a descongelar la carne, el pollo, el pavo y el pescado en el refrigerador desde la noche anterior o descongélelos en el horno de microondas.

Clave 5: Use agua y materias primas seguras

  • Use agua tratada para que sea segura.
  • Seleccione alimentos sanos y frescos.
  • Para su inocuidad, elija alimentos ya procesados, tales como leche pasteurizada.
  • Lave las frutas y las verduras. Evite comer alimentos que no se puedan lavar bien y lave las cáscaras y superficies duras de frutas y verduras. Por ejemplo, lave la cáscara del melón antes de cortarlo.
  • No utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.