MANEJO DE COMPLICACIONES RELACIONADAS CON ALIMENTACIÓN

Una buena alimentación es clave para los pacientes con cáncer, ya que debido a la enfermedad y a su tratamiento, se puede ver alterada la forma en que el cuerpo tolera los alimentos y usa los nutrientes. Comer bien le ayudará al paciente a sentirse mejor, con más energía, a mantener su peso y reservas de nutrientes, a afrontar mejor los efectos secundarios, a reducir el riesgo de infecciones y a recuperarse más rápido.

Es importante que hable con un profesional nutricionista dietista, ya que las necesidades de energía y nutrientes son especiales para cada persona y Que pueda orientar el consumo de alimentos de acuerdo con las necesidades de la persona y que se realicen los ajustes necesarios que contribuyan a su estado de salud durante y después del tratamiento.

Una buena alimentación debe ser completa, equilibrada, suficiente y adecuada en cuanto a cantidad y calidad de los alimentos que consume el paciente. Esto incluye los nutrientes necesarios como: proteínas, carbohidratos, grasas, minerales, vitaminas, agua y fibra.

NOTA:  Existen diferentes tipo de dificultades o problemas relacionados con la comida que serán tratados en mayor detalle continuación, sin embargo, si presenta síntomas como vómito, mareo y diarrea que no le permitan comer bien, consulte a su médico.

FALTA DE APETITO

Sucede cuando la persona no siente deseos de comer. Esto es un problema común en los pacientes con cáncer y puede presentarse eventualmente o durante todo el tratamiento.

Específicamente no se sabe qué causa la falta de apetito. Pero es posible que pueda deberse al mismo cáncer, cansancio, dolor, sentimientos como tensión, miedo, depresión y ansiedad o efectos secundarios de algunos medicamentos o terapias utilizadas en el tratamiento del cáncer.

Consejos para manejar la falta de apetito

  • Puede dividir su alimentación en 5 o 6 comidas al día y así evita sentirse muy lleno cuando coma.
  • Tenga refrigerios a la mano para cuando tenga ganas de comer. Es posible que si consume alimentos en pequeñas cantidades y frecuentemente, pueda consumir más alimentos que en horarios rígidos.
  • Beba líquidos todo el día, incluso si no tiene hambre. Puede consumir líquidos que contengan una gran cantidad de calorías y proteínas. (ver recetario)
  • Consuma un refrigerio antes de dormir. Esta práctica añade nutrientes a su alimentación y no afecta su apetito para los demás tiempos de comida.
  • Utilice diferentes formas de preparación: los alimentos son versátiles y usted puede variar la forma de prepararlos dependiendo de su apetito.
  • Coma porciones más grandes en los momentos en los que tenga apetito y no se sienta cansado o con malestar.
  • Si es posible y su médico lo permite, haga actividad física. Luego de esto, consuma alimentos.

El estreñimiento es una afección que puede presentar una o ambas situaciones:

  • Menos de tres deposiciones por semana (Algunas personas creen que pueden estar estreñidas si no tienen deposiciones todos los días pero esto no clasifica como estreñimiento)
  • Deposiciones duras, secas y pequeñas, que son dolorosas y difíciles de evacuar.

Incluso, los episodios de estreñimiento pueden cursar con dolor al ir al baño, náuseas, gases, sensación de hinchazón del estómago y cólicos estomacales (dolor).

La quimioterapia y otras medicinas, la falta de fibra en la alimentación, consumir pocos líquidos y la falta de actividad física durante el tratamiento del cáncer pueden causar estreñimiento.

ESTREÑIMIENTO

Consejos para manejar el estreñimiento

  • Consumir abundantes líquidos. Se recomiendan 8 vasos de agua al día. (ver recetario) pero debe tenerse en cuenta que tanto la leche como sopas y jugos cuentan como agua en la dieta.
  • Consumir alimentos ricos en fibra: entre estos alimentos se encuentran los panes y cereales integrales, frutos secos y avena en hojuelas, frutas, verduras y hortalizas frescas y cocinadas en especial aquellas que tienen piel y semillas (ver recetario).
  • Algunas personas sienten mejoras en el estreñimiento al consumir líquidos calientes como té, aromáticas o caldos.

DIARREA

Se llama diarrea a la evacuación del intestino con mucha frecuencia y en particular cuando se presentan las heces muy blandas o líquidas. En la diarrea, los alimentos pasan rápido por el intestino y los nutrientes, vitaminas, minerales y agua que estos contienen no se pueden absorber. Por esto, la diarrea causa deshidratación (es decir, falta de agua en el cuerpo). Otros síntomas que se pueden presentar en la diarrea son calambres o dolor en el abdomen, necesidad urgente de ir al baño y pérdida de control intestinal.

La diarrea puede provocarse por tratamientos como quimioterapia o por otros medicamentos administrados para el tratamiento del cáncer. Si el paciente presenta infecciones o el médico le ha ordenado medicinas para el estreñimiento, también puede presentar diarrea.

También, se puede producir por contaminación por bacterias en alimentos o agua, o virus.

Consejos para manejar la diarrea

  • Beba líquidos claros para recuperar el agua que pierde por la diarrea (ver recetas). No es recomendable consumir bebidas hidratantes para deportistas (por ejemplo, gatorade).
  • Ya que en la diarrea no solo se pierde agua sino también sales y minerales como sodio, cloruro y potasio, se recomienda consumir sales de rehidratación oral (SRO) o sueros (por ejemplo, pedialyte).
  • Consuma 5 o 6 comidas pequeñas durante todo el día.
  • Reduzca la cantidad de alimentos ricos en fibra: frutos secos, frutas, verduras y hortalizas crudas, panes y cereales integrales.
  • Evite las bebidas gaseosas y jugos de botella. Estos contienen mucho azúcar y pueden empeorar los episodios de diarrea.
  • Evite los productos lácteos durante y al menos 5 días después de los episodios de diarrea.
  • Evite consumir alcohol.
  • Evite las comidas grasosas, fritas o ricas en condimentos y salsas.
  • Beba líquidos claros luego de un episodio de diarrea.
  • Puede consumir compotas de manzana y durazno, arroz, pasta ya que son fáciles de digerir y aportan más consistencia a las deposiciones.
  • De un adecuado manejo higiénico a sus alimentos. así evitará el contagio de infecciones (anexo).

La boca seca se presenta cuando no se produce suficiente saliva en la boca para mantenerla húmeda. Puede detectar la boca seca si presenta dificultad para hablar, masticar y pasar los alimentos o si cambian los sabores. Si tiene la boca seca, el paciente puede sentir:

  • Sensación de boca pegajosa.
  • Saliva espesa y viscosa o blancuzca.
  • Dolor o sensación de ardor en la boca o en la lengua.
  • Agrietamiento de los labios o en las comisuras de la boca.
  • Lengua seca y áspera.
  • Dificultad para masticar, saborear y pasar los alimentos.
  • Dificultad para hablar.
  • Lengua con apariencia rugosa o agrietada.
  • Si utiliza prótesis dental, esta puede no encajar bien, causando heridas en las encías.

BOCA SECA

Algunas medicinas pueden causar que sienta la boca seca, como las utilizadas en la quimioterapia. Normalmente, este efecto adverso es temporal y desaparece entre dos a ocho semanas después de finalizar el tratamiento.

Consejos para manejar la boca seca

  • Tenga agua cerca todo el tiempo. Beba pequeños sorbos ya que esto puede ayudarle a humedecer la boca, pasar las comidas y hablar. Puede llevar una botella de agua con usted si así lo desea.
  • Las bebidas dulces o ácidas hacen que la boca produzca más saliva, por lo cual son recomendadas cuando se tiene la sensación de boca seca. TENGA CUIDADO si tiene lesiones en la boca como placas, llagas o tiene la garganta irritada ya que las bebidas ácidas pueden causarle dolor. .
  • Preparar bebidas con frutas sin adición de azúcar y consumirlas frías (ver recetario).
  • Consuma paletas de agua, caramelos (dulces) o goma de mascar (chicle) sin azúcar, esto puede ayudar a producir saliva en la boca.
  • Consuma alimentos fáciles de pasar como papillas, purés, sopas, batidos, jugos.
  • Prefiera los alimentos que contengan salsas como sudados, alimentos cocidos, con aderezos o ensaladas con vinagretas. Esto hará que los alimentos sean fáciles de pasar.
  • Evite los alimentos pegajosos (dulces como gomitas o caramelos masticables), secos y ásperos (tostadas o cereales para desayuno), duros o con puntas filosas (como papas fritas), estos pueden lastimar su boca.
  • Evite consumir bebidas alcohólicas, gaseosas, té y café ya que estos alimentos contienen sustancias que hacen que la boca se seque mucho más.
  • Se recomienda mantener los labios hidratados con bálsamos labiales o manteca de cacao.
  • Evite los enjuagues bucales que contienen alcohol ya que pueden empeorar la sequedad y lastimar su boca.
  • Mantenga una buena higiene bucal y visite a su odontólogo periódicamente.

IRRITACIONES EN LA MUCOSA, GARGANTA Y PROBLEMAS PARA PASAR LOS ALIMENTOS

Pueden ser pequeñas cortadas, llagas, úlceras tanto en la boca como en la garganta que pueden provocar dificultades para masticar y pasar los alimentos. Si el dolor es intenso o la dificultad persiste se debe consultar el médico para ser evaluado por fonoaudiología.

Los tratamientos para el cáncer como algunos tipos de quimioterapia pueden causar estos efectos.

Consejos para manejar las irritaciones y problemas para pasar alimentos

  • Elija alimentos y preparaciones fáciles de masticar. Estos pueden ser batidos, huevos revueltos y natillas. Se recomienda cortar la comida en pequeños trozos o hacer purés y remojarlos con caldos, salsas, aderezos o jugos de carne.
  • Prefiera los alimentos bien cocidos, ya que estos son más fáciles de masticar y dejan menos residuos en la boca, por lo cual puede ser más fácil para el paciente consumirlos. Mastique despacio y en pequeñas cantidades.
  • Para los líquidos, se recomienda el uso de pitillo, ya que esto disminuye el contacto del alimento con la boca y por tanto causa menos molestia. Prefiera los líquidos espesos.
  • Chupe pedazos de hielo o fruta congelada, el frío adormece y alivia la boca. Evite los alimentos muy calientes, consuma sus comidas a temperatura ambiente.
  • Evite alimentos ácidos (como el limón), picantes (como el ají, preparaciones con curry y salsas picantes).
  • Evite el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Evite consumir comidas saladas y alimentos como embutidos y enlatados.
  • Evite las comidas que tienden a quebrarse o a tener filo, como papas fritas, cereales para desayuno, galletas delgadas.

Las náuseas son la sensación de vómito o malestar en el estómago. No siempre cuando se sienten náuseas se vomita. Esta sensación puede causar que el paciente no consuma alimentos y por tanto tenga riesgo de desnutrición.

Las náuseas pueden ser un efecto de la cirugía, quimioterapia y de otros medicamentos usados en el tratamiento del cáncer. No a todas las personas les da náuseas durante el tratamiento, este efecto puede presentarse al finalizar una sesión de quimioterapia, al salir de una cirugía como efecto de la anestesia o simplemente puede no presentarse nunca. En cualquier caso, este efecto desaparece al terminar el tratamiento.

NÁUSEAS

Consejos para manejar las náuseas

  • Si las náuseas solo surgen entre comidas, se recomienda ingerir pequeñas porciones de alimentos con frecuencia y un refrigerio antes de dormir.
  • Beba líquidos claros fríos como caldos, jugos claros, gelatina o té.
  • Prefiera alimentos con sabor y olor neutros y evite los de sabores y olores fuertes. Consuma alimentos fáciles de digerir, como pan tostado, galletas de sal, pechuga de pollo, arroz.
  • Consuma los alimentos a temperatura ambiente para que los olores y sabores no sean fuertes. Evite las comidas con alto contenido de grasa, condimentos o azúcares.
  • Acuéstese al menos una hora después de comer. Repose sentado en un ambiente tranquilo durante por lo menos media hora.
  • Cubra o guarde los alimentos que tienen olores fuertes. Si es posible, evite cocinar los alimentos, pida a alguien más que lo haga por usted.

VÓMITOS

El vómito es la acción de regresar las comidas involuntariamente por la boca.

PRESTE ATENCIÓN AL VÓMITO: el vómito sin control puede causar cambios químicos en el cuerpo, pérdida de apetito, deshidratación, problemas en el esófago, y desnutrición. Si los episodios no cesan entre 24 y 48 horas, consulte con su médico.

Es importante controlar los episodios de vómito ya que en algunos casos, puede causar inhalación de alimentos líquidos, causando asfixia y otros problemas.

Los vómitos pueden ser causados por el tratamiento del cáncer, movimientos bruscos, gases intestinales, olores fuertes y malestares estomacales. Así como algunas personas no presentan ningún episodio de vómito durante el tratamiento, algunas pueden vomitar con el solo hecho de pensar en la sesión de quimioterapia.

Consejos para manejar el vómito

  • Mientras tenga vómito evite consumir alimentos.
  • Cuando el vómito se haya detenido, comience de nuevo la alimentación con pequeñas cantidades de líquidos claros, como caldos o té.
  • Cuando pueda consumir estos líquidos sin vomitar, puede iniciar una dieta líquida completa. Es decir, introduzca jugos, sopas licuadas, lácteos. Cuando tolere esta dieta, comience a consumir alimentos blandos.
  • Consuma 5 o 6 comidas pequeñas en todo el día en vez de 3 principales.
  • Cuando no tenga episodios de vómito, consuma alimentos o preparaciones con alto valor nutritivo en calorías y proteínas que sean fáciles de ingerir en pequeñas cantidades. Comience despacio y mastique bien consuma abundantes líquidos.
  • Para aumentar las calorías de las comidas puede usar mantequilla, aceite, mermeladas y leche.
  • Acuéstese al menos una hora después de comer. Repose sentado en un ambiente tranquilo durante por lo menos media hora.

La pérdida de peso a menudo se acompaña de sensaciones de fatiga, debilidad, pérdida de energía, sensación de imposibilidad para realizar tareas diarias. El paciente debe estar alerta ante los cambios en su cuerpo, disminución de masa grasa y muscular o cambios en la piel. Este es un síntoma muy importante, pregunte a su profesional de la salud cuándo puede ser una señal de alarma.

La pérdida de peso puede estar causada por diversos malestares que impiden la ingesta de alimentos, la limitan o causan que los nutrientes no se puedan absorber como vómito, estreñimiento, llagas en la boca, dificultad para masticar y pasar alimentos, daños en la dentadura, depresión y dolor.

PÉRDIDA DE PESO

Consejos para manejar la pérdida de peso

  • Aumentar la cantidad de alimentos que consume. Es importante que consulte con su profesional en nutrición para que le indique qué cantidad de alimentos necesita.
  • Tomar comidas y refrigerios en pequeñas cantidades, más frecuentes y ricos en nutrientes (ver recetas). Tener a mano alimentos ricos en nutrientes y consumir a menudo (ver recetas).
  • Busque aumentar el valor nutricional de los alimentos que consume (ver recetas).

El contenido de esta sección fue escrito por: Rocío Agudelo Ibáñez, co-investigadora -IECAS-
Revisión y aprobación por:
Irina Alexandra Chaparro – Instituto Nacional de Cancerología INC